Day trading

Mi más sincera opinión

Sé que muchos inversores en el mundillo de la “Independencia Financiera” no quieren leer esto pero el potencial de ganancias del day trading es quizás uno de los temas más debatidos e incomprendidos.

La verdad es que hay traders que se ganan la vida con éxito a pesar de los riesgos del trading, bueno, más bien debido a ellos.

El day trading de forma rentable es posible, pero la tasa de éxito es muy baja.

¿A qué se debe? Esto se debe a la complejidad y al riesgo necesario del day trading junto con las "gastos" relacionados. Razón por la que es mejor no saltar a ello sin experiencia ni formación adecuada.

El day trading no es para todos e implica riesgos importantes. Además, requiere una comprensión profunda de cómo funcionan los mercados y diversas estrategias para obtener ganancias a corto/medio plazo.

Tanto los economistas como los profesionales financieros argumentan que durante largos períodos de tiempo, la especulación activa (es decir, el trading) tiende a tener un rendimiento inferior a una estrategia de índice pasivo más básica.

Para poneros en contexto, una persona que puede vivir de sus operaciones es estadísticamente excepcional: se encuentran entre el 5% de los traders. Aceptan que son imperfectos y que se equivocarán miles de veces. Más importante aún, saben que no importa estar equivocado. Lo que importa es seguir su plan y perder poco.

Debes estar totalmente desinhibido y sin miedo a fallar. Esto facilita la gestión de tu trading, o dicho de otro modo, dejarás de mover tus stop loss por miedo a equivocarte.

No debes permitir que tu autoestima, estatus social, profesión y resultados de tu operativa se combinen para definir lo que eres. La mayoría de los traders sufren una gran pérdida y se hacen pedazos. Su estructura psicológica colapsa por completo. Así que recuerda, no eres tu trabajo y tus ganancias no son tu identidad.

No soy una mejor persona porque gané $10.000 este mes, ni soy patético y estúpido porque perdí esa cantidad.

El dinero o el trading no es quien eres.

Sé que muchos de vosotros sois traders como yo, y a los nuevos que se quieren lanzar a entrar en el mundo de la especulación en los mercados financieros os animo a practicar esta gran profesión.

Y os voy a ayudar en todo lo que haga falta para conseguir la consistencia en el largo plazo, a tener cabeza, a controlar las emociones, a operar poco, a operar (muy) bien y a no depender de cómo usas tu tiempo para ganar dinero.

Lo vais a conseguir.

Pero también me guardo en el futuro el poder decirte “te lo dije”.

Te dije que sería duro, pero que merecería la pena.